Jorge Ramos de Dios (1940- 2016)

Le podría interesar también...

5 Respuestas

  1. Lamento la partida de mi querido profesor de la maestría de historia. Recuerdo sus reflexiones sobre el vínculo entre el fascismo y la arquitectura religiosa. Le agradezco su apoyo en cierto trabajo sobre Bustillo. Sus correcciones me estimularon y por eso duele la partida de un maestro.

  2. Eduardo (Eddie) Mazar dice:

    Con hondo pesar me enteré anoche de la desaparición de mi estimado compañero de clase Jorge Ramos. Cursamos juntos el Curso de Introducción a la Arquitectura y el Taller de Arquitectura de 1er. Año del arquitecto Tomasov en el convento de la calle Independencia, en 1959.
    Creo que Jorge era graduado de escuela industrial, pues estaba mejor preparado que el resto de nosotros para las presentaciones de trabajo. A los 18 años de edad, él era menudo y calmo, no de muchas palabras, un pensador concentrado, con ojos atentos.
    Nuestro primer proyecto fue diseñar un pabellón de ventas de equipo de golf de 4 x 8, en los links de Palermo, entre los frondosos eucaliptus.
    La perspectiva que Jorge presentó no se ha borrado de mi memoria. El pabellón de paredes de ladrillo, elegante y simple, estaba situado sobre una losa pavimentada también en ladrillo, suficientemente ancha para caminar alrededor. Lo que me llamó la atención fué el detalle de entrada, generosos escalones de ladrillo bordeados a la izquierda por una baja pared que era una extensión de la losa, de unos 80 cm de ancho. Yo no tenía aún la menor noción de calidad u originalidad de diseño, pero esa perspectiva tenía una magia conceptual y proporciones que con soltura sabían ya interpretar los conceptos de Mies en esa escala. Jamás olvidé la poesía estática de esa perspectiva de 1er. Año.
    Quizás nos volvimos a encontrar en 3er año en Estabilidad. Yo dejé la Argentina en el 63, y jamás lo volví a ver, pero tuve la suerte de vislumbrarlo y atesorarlo por vida. No puedo ya decírselo, pero quiero que la admiración de éste recuerdo de esos días quede grabada junto a los magníficos logros de su madurez. Que Dios lo tenga en Su bendita memoria.
    Eddie Mazar, desde New York, 30 de abril de 2017

  3. Sus discípulos de la catedra de Historia III Pensamiento IV Taller Fernandez de Mar del Plata FAUD. Acompañamos a familiares y amigos en esta perdida de quien mas que un profesor y compañero fue un amigo. Siempre estará presente en nuestras clases y como referencia para nuestros alumnos. Hasta siempre!!!

  4. Jorge Ramírez Nieto dice:

    JORGE RAMOS DE DIOS 1940 – 2016

    La Fundación Rogelio Salmona envía un saludo de condolencia a todos los familiares y amigos de Jorge Ramos de Dios, amigo muy cercano de la Fundación.

    Jorge Ramos de Dios fue un pensador del espacio y la cultura continental mucho antes del boom de la arquitectura latinoamericana: Como arquitecto se formó en la UBA; como Maestro en la UNAM. Él recorrió, en peregrinaje intelectual, a América Latina en su extensión total. Habitó el Caribe; recorrió territorios, ciudades y poblados ubicados bajo las constelaciones del cielo americano. Experimentó de manera directa las condiciones de habitación de diversas comunidades latinoamericanas; dejando siempre amigos; persiguiendo constantemente sueños. Fue esa su manera de indagar en los ámbitos de nuestra América. Su vida profesional fue una peregrinación permanente en la búsqueda de lo sustancial de la cultura arquitectónica. Lo recuerdo en compañía de su compañera Regina, recorriendo los lugares que los emocionaba.
    Jorge Ramos de Dios fue un investigador cabal. Maestro de gran calado en el pensamiento de los jóvenes estudiantes. Recursivo en su tarea de transmitir las reflexiones sobre la teoría y la historia de la arquitectura. Sus conferencias tenían siempre un tono poético. Las metáforas sugestivas fueron la sustancia base para narrar su pensamiento crítico.
    Un conversador incansable. Con experiencia profunda y erudición sorprendente. En algunos momentos hacia una corta pausa, tomaba de su bolsillo su querida arpa de boca y la hacía tañer para llenar el ambiente de metálica sonoridad. El ambiente se llenaba de graves notas musicales que daban paso a la aparición de frescas reflexiones.
    Hoy recordamos sus palabras emocionadas al recibir el premio América en Historia y Teoría, en Santo Domingo, en el XVI Seminario de Arquitectura Latinoamericana del 2015.
    Sus textos mantienen la vitalidad de su pensamiento fértil. Siempre regresaremos a ellos para indagar sobre la dimensión de la pasión de un arquitecto latinoamericano íntegro.
    Un abrazo de “Hasta siempre”.

    Jorge Ramírez Nieto
    Miembro Junta Directiva
    Fundación Rogelio Salmona

  5. José Marchisio dice:

    Grato recuerdo y respeto a Jorge Ramos de Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *