Palacio Basavilbaso: “Un espacio que evoca un pasadizo secreto”