Documento sin título

RECENSIONES BIBLIOGRÁFICAS

¡¿Otra vez Salamone?!

Francisco Salamone: Cine y eugenesia en la obra pública bonaerense
Ruffa, Juan Ignacio. Buenos Aires, Argentina: Sociedad Central de Arquitectos/Diseño Editorial, 2013, 184 páginas.

Los títulos del índice de este libro están agrupados de acuerdo a cuatro unidades. La primera reúne el prólogo (a cargo de Julio Valentino, director de la colección Personajes del Siglo XX en la Arquitectura y el Diseño, de la cual forma parte este libro), los agradecimientos y una introducción, seguidos de una serie de capítulos referidos al vínculo establecido entre Francisco Salamone y Manuel Fresco, médico y gobernador de la provincia de Buenos Aires entre 1936 y 1940. Es allí, en la figura de Fresco y en su convencimiento de que la arquitectura puede llegar a contribuir al perfeccionamiento de la especie humana, el lugar en el que Ruffa instala la relación de la obra de Salamone con la eugenesia. Cierra este primer conjunto un capítulo dedicado a la aparición de la arquitectura moderna local y su relación con la obra pública.

El segundo grupo desarrolla la circunstancia y el contexto artístico y arquitectónico (fundamentalmente europeo) del tiempo en el que Francisco Salamone desarrolló su obra para el gobernador bonaerense. Cubismo, futurismo, expresionismo, las enseñanzas de los maestros de la primera generación, las expresiones art déco, el cine y sus escenografías, la denominada arquitectura fascista y la escuela de la Bauhaus establecen, en palabras de Ruffa, “…una búsqueda frenética de posibles referentes que nos ayuden a descifrar el imaginario salamónico”.

Es recién en la tercera parte, cuando ya se ha superado la mitad del libro, que se presenta la arquitectura de Salamone. El análisis de ese conjunto de más de sesenta obras realizadas en menos de cuatro años está organizado según los cuatro programas de obra pública en los que trabajó durante la gobernación de Fresco: los mataderos, los portales de los cementerios, los palacios y delegaciones municipales y, por último, las plazas y portales de acceso a los parques. La atención se concentra casi exclusivamente en lo realizado durante esos cuatro años y en esa circunstancia; en el libro queda desestimada la producción de Salamone posterior a 1940, y las menciones a las obras anteriores en Villa María, provincia de Córdoba, solo aparecen subordinadas al análisis de los proyectos relacionados con la gobernación de Fresco. Esto es lo que ocurre con la cita al diseño de la plaza Centenario (1934) de esa ciudad, que está realizada únicamente en función de reforzar el análisis de la plaza principal de Azul. 

El volumen se cierra con un exhaustivo relevamiento de los antecedentes bibliográficos, en el que se da cuenta de la evolución de la consideración de la obra de Salamone, a partir del análisis de los textos dedicados a su obra. “¡¿Otra vez Salamone?!”, se pregunta Ruffa en la primera línea de este libro, y con ello señala justamente el interés y la proliferación de estudios sobre su obra aparecidos en los últimos veinticinco años.

El libro reúne una gran cantidad de material gráfico en blanco y negro, lo cual no atenta contra la comprensión de las imágenes arquitectónicas, ya que, como menciona Ruffa, la arquitectura de Salamone está concebida, casi en su totalidad, en una paleta cromática sumamente acotada: blancos, negros y grises.

Así como en el texto, los edificios proyectados por Salamone se demoran en aparecer en la secuencia de imágenes. La primera fotografía de una obra suya está en la página 112 y corresponde a un exterior. En ella, la estilizada silueta de la cuchilla del matadero municipal de Azul se recorta contra el cielo abierto de la pampa. En este capítulo, Ruffa señala que es en los mataderos donde Salamone se encontró con un programa arquitectónico del que no existían precedentes formales en el interior de la provincia, en los cuales hubiese podido inspirarse. Las normas de higiene y salud para los trabajadores impuestas por la política de Fresco en reemplazo de las antiguas prácticas hicieron que Salamone ideara un esquema funcional acorde que, con algunas variaciones de tamaño, repitió en los 17 mataderos que proyectó. Es aquí, ilustrando este texto, donde aparece en página completa la planta del matadero de Alem, única planimetría incorporada en el libro. Además de esa planta, solo un detalle de la torre del Palacio Municipal de Tornquist y los portales de los cementerios de Laprida y de Saldungaray están reproducidos ocupando, en solitario, el espacio de una página. Las imágenes tienen –por lo general– un formato pequeño, que por momentos impide acompañar las descripciones y el análisis de los edificios realizados en el texto. Sin embargo, es posible ver en algunas de las fotografías el deterioro de los edificios expuestos. Por esta razón, puede suponerse que son imágenes actuales, aunque los créditos no están incluidos en el libro.

La publicación forma parte de la colección Personajes del Siglo XX en la Arquitectura y el Diseño editada por la Sociedad Central de Arquitectos.

Carlos Gustavo Giménez

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.




DIRECTORIOS Y CATÁLOGOS

                   

          

        

 

SISTEMAS DE INDIZACION

           

 

ACREDITACION



       

Anales del IAA
Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas “Mario J. Buschiazzo”.
Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo; Universidad de Buenos Aires.

Versión impresa: ISSN 0328-9796 - Versión digital: ISSN 2362-2024

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.